• Tu cesta se encuentra vacía

¿Cómo funciona una tuneladora?

¿Cómo funciona una tuneladora?

Una tuneladora es una maquinaria de obra pública de ocasión que se usa para excavar túneles a través de la perforación. Cuenta con una cabeza que además de girar, tiene elementos de corte y consigue empujar gracias a unos gatos perimetrales que se colocan en el último anillo o poniendo unas zapatas móviles.

Tipos de tuneladoras

Las tuneladoras trabajan con motores eléctricos e hidráulicos, aunque su alimentación es eléctrica 100%. Existen dos grandes grupos de tuneladoras: los topos y los escudos. Los primeros son las máquinas que han sido diseñadas para excavar rocas muy duras o de mediana dureza sin casi sostenimiento. No tienen ningún cilindro de acero después de la rueda de corte que haga la función de entibación provisional. Gracias a los cilindros de empuje, la fuerza de arroja llega hasta la cabeza de corte.

Por otra parte, las tuneladoras de escudos están pensadas para excavar rocas más blandas, suelos o terrenos que necesitan colocar un sostenimiento. Tienen una carcasa metálica que sujeta el terreno provisionalmente desde el frente del avance hasta más allá de donde se pone el sostenimiento definitivo. Los anillos suelen estar formados por siete dovelas para garantizar la estabilidad del túnel. Dentro de este grupo están los escudos de frente abierto y cerrado, con cierre mecánico, de bentonita, de balance de presión de tierras y presurizados con aire comprimido. En ambos casos, una vez que la máquina acaba un pase de avance, se detiene para construir el anillo de la estructura del túnel que es lo que lo mantiene firme.